3 Causas de estreñimiento que empeoran en Otoño

Publicado por Mateo Rubio en

3 causas estreñimiento

Junto con el otoño llegan muchas cosas que nos encantan: las frazadas suavecitas, pantuflas para andar en la casa, comidas ricas (unas sopaipillas pasadas … hmm) y cómo olvidar el olor de las hojas secas después de un día de lluvia.

Lo malo es que, así como cambia el clima, cambia lo que comemos. Y si cambia lo que comemos, es muy probable que nuestra salud digestiva no sea la misma. En otras palabras, nos estreñimos.

Durante el Otoño es muy común comenzar a tener problemas para ir al baño normalmente, esto se debe a distintas causas. En este nuevo Blog Azana repasamos las causas más comunes de estreñimiento y por qué estas aumentan en Otoño.

1.- Tomamos menos agua

Agua

Con los días más cortos y más fríos que nos trae el otoño, muchos perdemos las ganas de tomar agua durante el día. Después de todo, tenemos frío, no queremos tomar un vaso de agua helada.

Pero, ¿Existe alguna solución?

¡Claro que sí! Puedes incluir agua en otras preparaciones como té, infusiones, café, sopa, guisos y caldos. Todas comidas exquisitas para un otoño helado y que te ayudarán a mantenerte hidratado.

Una buena hidratación es clave para el tránsito digestivo.

2.- Hacemos menos ejercicio

¿Trotar por la mañana en verano? Genial.

¿En otoño? No, gracias.

Durante esta estación del año, las mañanas son frías y con mucho viento, algo no muy agradable si te gustan los deportes al aire libre. Muchas veces la lluvia también nos puede jugar una mala pasada con esa rutina de ejercicio que queríamos probar.

En otoño, baja la cantidad de ejercicio que realizamos y esto afecta nuestro tránsito digestivo. Por eso, te recomendamos practicar ejercicios dentro de tu casa y aprovechar los días soleados para salir a hacer deporte al aire libre.

3.- Comemos diferente

frutas y verduras

Una de mis cosas favoritas de otoño es que comienzan a aparecer comidas que dejamos de lado en los meses de más calor, como los guisos, sopas, comidas al horno y, por qué no, unas ricas sopaipillas.

Durante esta estación es normal que empecemos a comer platos más calóricos y contundentes, más frituras y comidas al horno. El problema es que estas raras veces son acompañadas de vegetales y frutas, lo que nos hace disminuir nuestro consumo de fibra.

Producto del frío, comemos menos ensaladas y frutas, lo que puede causar grandes problemas a nuestro tránsito digestivo. Una forma de evitar esto es incluir frutas y verduras de otra forma en nuestra dieta, incluyéndolas en preparaciones calientes como guisos y sopas.

 

 Recomendaciones

 Para disfrutar el otoño al máximo y mejorar tu tránsito digestivo, te recomendamos:

  • Las sopas y guisos son una buena opción para aumentar la hidratación en tus comidas
  • Realiza ejercicios dentro de casa y aprovecha los días soleados para hacerlo al aire libre
  • Consume frutas y verduras regularmente, intentando incorporarlas también en comidas preparadas, como tortillas, verduras al horno y otros
  • Si tus problemas de tránsito lento persisten, acude a un profesional de la salud

Con estos tips, ya puedes comenzar a mejorar tu tránsito digestivo y evitar el estreñimiento, algo muy común con los fríos días de otoño.

Sin embargo, sabemos que no siempre cuentas con el tiempo para poder seguir todas estas sugerencias. Si es así te recomendamos probar Azana, nuestro regulador de tránsito digestivo. Presiona acá y tendrás mayor información.


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua


Dejar un comentario